Es muy habitual tener hambre a media mañana o media tarde y por falta de ideas, mala planificación, creencias o miedo a tomar ciertos alimentos que se cree que “engordan” no se sabe que consumir. Y muchas veces esa hambre o ansiedad te lleva a buscar la opción más fácil, a consumir otro tipo de alimentos pensando que son más saludables cuando en verdad NO lo son como; galletas integrales, palitos integrales o barritas de cereales. Alimentos que realmente empeoran la calidad de tu alimentación por su alto contenido en azúcar o grasas.

¿Qué hacer en estos casos? Hacer una mejor elección del alimento a consumir. Si tu objetivo es bajar de peso o cuidado tu alimentación, NO te agobies tanto por no poder medir las cantidades ni las calorías que consumes en cada momento. Recuerda, NO es comer menos es comer MEJOR.

Por ello, te traigo una opción snacks saludable para que puedas comer entre horas, en el trabajo, antes de entrenar o como tu pequeño capricho del día.

INGREDIENTES:

  • 40g de Copos de avena (Puedes añadir más hasta que quede una mezcla más compacta)
  • 1 plátano mediano
  • 1 cucharada de semillas de Chía
  • 1/2 cucharada de postre de cacao puro (Lo añadí a la otra mitad de la mezcla)
  • 1 cucharada sopera de almendras laminadas crudas
  • 1 cucharada de postre de coco rallado
  • Canela al gusto.

PROCEDIMIENTO:

  1. Trocea bien el plátano y mézclalo con los copos de avena, semillas y  cacao.
  2. Haz la forma e introdúcelas al horno (15-20 minutos a fuego medio 140°)
  3. Espolvorea coco rallado

 

Siempre recomiendo acompañarlo con una ración de fruta entera, para asegurar así su ingesta diaria recomendada.

Fácil, rápido, delicioso y muy saciante os lo aseguro.