Y aquí estoy nuevamente, para animaros a incluir de una manera diferente la legumbre en vuestra alimentación diaria con esta SuperReceta. En mi anterior post, con la receta del Pastel de lentejas con calabaza ya os hablé de la importancia que tiene el aumentar el consumo de legumbre, del porqué recomendamos su consumo, qué grandes beneficios nos aportan este grupo de alimentos y de qué manera podéis consumirlas con más facilidad.

Hoy os quiero sorprender con una nueva receta que tenía ya muchas ganas de hacer y probar. Una receta apta para vegetarianos y veganos y para cualquier persona que le guste la legumbreFalafel de garbanzos. Una opción que no tengo duda de que os puede gustar y que puede llegar a sorprender a cualquiera.

¿Qué es el falafel?


Muchos de vosotros, ya sabréis de que hablo pero otros muchos no. Por lo que quiero explicaros ¿Qué es el falafel? El falafel es una de las comidas más tìpicas de la cocina árabe que esta conquistando nuestro paladar actualmente.  Es una especie de croqueta elaborada con garbanzos o habas trituradas condimentada con diferentes especias (comino, cúruma, pimienta negra molida, pimentón dulce o picante, ajo, perejil, sal…) La combinación de especias es lo que le da su sabor tan característico y especial. Puede tener muchas formas, aunque la principal de ellas es en forma de “bola” o “croqueta”. Pero también podéis encontrarla en forma de hamburguesa. Las puedes encontrar hechas al horno o fritos. Además, es muy habitual acompañarlos con alguna tipo de salsa (yogur, verduras…)

La receta que os traigo hoy es Falafel de Garbanzos al Curry al horno. De esta manera, controlareís más el aceite, ya que el hacerlo frito, implica una mayor utilización de aceite.

Tomad nota…

INGREDIENTES (1 Ración):

  • Garbanzos (170 g cocido)
  • 1/2 cebolla pequeña
  • 1 zanahoria pequeña
  • Sal
  • Curry
  • Comino
  • Perejil
  • Ajo en polvo
  • Pimentón dulce y picante
  • 2 cucharas soperas de harina de garbanzos

COMENCEMOS A COCINAR…

  1. Primero, para hacer los garbanzos, tenéis que dejarlos la noche anterior en remojo para que nada más levantaros al día siguiente podáis cocinarlos con agua y sal. Otra opción puede ser utilizar garbanzos en conserva. En este caso, os aconsejo que los limpiéis bien con agua, los dejéis escurrir  y posteriormente secar bien para que pierdan todo el agua.Garbanzos cocidos
  2. Una vez tienes los garbanzos secos, es el momento de triturarlos hasta que quede un aspecto de puré.  Si os cuesta triturarlos, podéis ir añadiendo un poco de agua para facilitar la textura.
  3. Limpiar la cebolla y la zanahoria para incorporar con los garbanzos y  triturar todo conjuntamente.
  4. Es el momento de añadir las especias al gusto. Yo he añadido libremente; sal, ajo en polvo, perejil, comino, curry, pimientón dulce y picante. Os aconsejo que vayáis probando la mezcla para sazonarla a vuestro gusto. ¡ Yo acepto ser bastante generosa con todas ellas, porqué me encantan !Sazonar con especias al gusto
  5. El siguiente paso será triturar todos los ingredientes conjuntamente hasta que quede una masa homogénea.
  6. Pasar la mezcla a un bol y taparlo con un papel de film para dejar reposar en la nevera durante mínimo 30 minutos aproximadamente.
  7. Cuando la masa haya reposado el tiempo suficiente, añade la harina de garbanzo para mejorar su textura y no se rompan los falafel  al hornearlos.
  8. Pre calentar el horno a 180º mínimo 180ºC
  9. Dale forma con tus propias manos. Primero divide la masa en bolitas, tipo croqueta, y colocalas en una bandeja del horno. Con un tenedor escachalas bien para darle forma hamburguesa y mejorar su textura después. Además que al hacer la receta en el horno, si las hagáis tipo hamburguesa, se harán mejor por dentro y quedarán mucho más crujientes. 
  10. Momento de hornear. (170-180º unos 45 minutos). Vigila que se vayan haciendo. Cuando estén tostadas por un lado (10-15minutos), darles la vuelta para que se hagan por el otro lado. Otros 10-15 minutos. Intentar controlar los tiempos, para que los falafel no se doren mucho, ya que de ser así, resultarían un poco secos.

¿Cómo las podéis consumir?


Podéis consumirlos en vuestras comidas o cenas siempre con un acompañamiento de verduras o ensalada o también dentro de un bocadillo o tostada de pan integral tipo “bocadillo vegetal”. Si aun queréis mejorar la receta, podéis acompañarlas con alguna salsa tipo “salsa de yogur o guacamole”. ¡ Así os gustará todavía más !

Pueden mantenerse en la nevera de 2 a 3 días. Solo tendréis que calentarlas en la sartén a fuego medio junto antes de consumirlas o en el microondas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡ Qué aproveche !