Hola ¿Cómo estáis? Hace mucho que no me pasaba por el blog a saludaros y a dedicaros un post. La verdad que lo tengo bastante abandonado, ya me podéis perdonar, pero la vuelta tras las vacaciones esta siendo complicada. Estoy teniendo mucho trabajo. Y eso es muy buena señal. Cada vez más personas buscáis mi asesoramiento y decidís poneros en mis manos para mejorar vuestros hábitos de alimentación. ¡Y no sabéis como lo agradezco! Por eso quería pasarme a agradecéroslo, a saludaros y de paso, a dejaros una nueva receta.

En post anteriores os explique los Beneficios que os puede llegar a aporta el consumo de avena como cereal en vuestra alimentación. Como podéis ver en algunas recetas que hay por mi blog o por mi cuenta de Instagram. la manera en la que más me gusta y acostumbro a consumir la avena como cereal es como ingrediente en bizcocho o pancakes. Pero podéis consumirlas de otras muchas maneras. Como la que os presento hoy aquí. Me apetecía cambiar mis desayunos de estos días y consumir la avena en forma de porridge o gachas avena. ¿Conocéis este concepto?

El porridge es un desayuno tradicional británico. Una receta muy completa que mezcla avena en copos o harina con leche, bebidas vegetales e incluso agua. Solo hay que hervir la ración de copos de avena con la bebida, sin dejar de remover, condimentarla y acompañarla al gusto con otros ingredientes como canela, cacao puro, coco rallado, esencia de vainilla, fruta fresca o seca, semillas (chia, sésamo…), frutos secos troceados o en crema…etc.

También se puede preparar con antelación sin necesidad de calentarlo o hervirlo al momento. Esta alternativa se conoce más con el nombre de #overnight. ¿Cómo? Sería dejar el día anterior la avena en agua, leche o bebida vegetal, queso batido o incluso yogur mezclado con otros ingredientes en un tarro o recipiente cerrado. En este caso, se puede utilizar además de la leche, yogur, queso batido o requesón. Ya estará listo para consumir por la mañana del día siguiente.

Os dejo aquí la receta de mi desayuno de hoy

INGREDIENTES:

  • 150ml de leche semidesnatada
  • 35g de copos de avena
  • Un puñado de pistachos
  • Canela al gusto
  • 2 cucharas soperas de coco rallado
  • 1/2 plátano pequeño
  • 1 kiwi

PROCEDIMIENTO: Poned a hervir el agua, la leche o la bebida vegetal en un cazo. Cuando comience a hervir, añadid los copos de avena y empezar a remover a fuego lento durante unos 2-3 minutos. Cuando el líquido se vaya evaporando, podéis añadir el coco rallado y la canela, remover un poco más, retíralo del el fuego y dejad que repose. Servid la mezcla en un bol y acabar de completar el porridge con la fruta troceada y los frutos secos. Y ya lo tenéis listo para consumir.

Cómo antes subía más recetas de estas, os voy a completar este post con otras recetas más para que os animéis a probarlo y tengáis más ideas. Una opción muy completa y saludable que podéis incluir en vuestros desayunos o snacks entre horas.

Si os gusta esta manera de consumir avena, aquí tenéis unas nuevas recetas para variar. Y si no lo habéis probado, ya sabéis por donde empezar.

Espero que os guste. Nos vemos pronto;)