No comiences una dieta que terminará algún día, comienza un estilo de vida que dure para siempre”

Ésta es una de las frases que más utilizo en mi día a día. No me gusta la palabra “dieta”. El pensamiento que hay hacia esta palabra es que, empieza un día y acaba el día que consigues tu objetivo. ¿Y después, qué pasa?

Un cambio de hábitos es el objetivo final al que deberíamos aspirar todos. Una transformación global en nuestra conducta alimentaria y nuestro estilo de vida. Es importante empezar a tomar conciencia de la importancia que tiene nuestro estilo de vida, nuestros hábitos alimentarios y de actividad física o el descanso en nuestra salud presente y futura.

Deja de saltar de dieta en dieta y aprende a vivir de una manera saludable y consciente. Preocupate por cambiar y mejorar la manera en que te planteas y gestionas la alimentación del día a día para que sea más saludable, equilibrada y puedas mantenerla siempre. No solo se debe cambiar la elección de los alimentos, sino también la frecuencia con que se consumen y la manera en que se pueden llegar a cocinar.

Estoy convencida de que adquirir unos hábitos de vida saludables mediante una educación nutricional es la clave para asegurar y mantener una buena salud.

«No intento transmitir una alimentación o dieta perfecta sino una conducta o estilo de vida saludable, equilibrada y coherente»

Me encanta la cocina, soy muy inquieta y curiosa. Me gusta probar alimentos, recetas y combinaciones nuevas para actualizar los consejos que doy en mi consulta.  Intento que mis pacientes comprueben que se puede disfrutar comiendo de una manera saludable.

«El secreto no es comer menos, es comer mejor»

Foto: Adriana Oroz Lacunza

En mi opinión, el objetivo final de nuestro trabajo como dietistas-nutricionistas es educar nutricionalmente en unos hábitos de vida saludables y equilibrados. Parte de mi trabajo es dar las herramientas para que la propia persona tenga recursos y pueda gestionar su alimentación diaria de manera autónoma. Cuando mis pacientes integran los cambios en su día a día, acaban interiorizando los buenos hábitos nutricionales. De esta manera, casi sin darse cuenta, consiguen y mantienen sus objetivos.

Con mis redes sociales y con este blog quiero acercarme más a mis pacientes y a todas aquellas personas que les preocupa su alimentación y salud.  No hay que olvidarse de que la alimentación es uno de los mayores placeres que tenemos y uno de mis principales objetivos es ayudaros a disfrutar comiendo saludablemente. ¿Te apetece intentarlo conmigo?