Lo prometido es deuda y aquí os traigo una receta para sorprender. ¿No creéis? Siempre insisto en lo mismo, a veces no es el alimento, sino la manera de consumirlo o presentarlo lo que marca la diferencia y hace que te guste. Parece que el huevo solo se puede consumir a la plancha, frito, en forma de huevo duro o en tortilla. Pero existen muchísimas más opciones para consumirlo, como esta Receta de huevo que os presento en el día de hoy.

¿Te aburres de consumir la verdura siempre de la misma manera?

Con recetas como está cambiarás la manera y la forma de consumir la verdura.  Las verduras, las que más te gusten y las que más te apetezcan, serán las verdaderas protagonistas de este plato. Simplemente consiste en hornear la mezcla de los huevos batidos con las verduras que quieras consumir. Cuanta más variedad de verduras, más variedad de colores tendrá el pastel, y sin duda, más rico estará.

Yo en este caso, he versionado la clásica receta de pastel de verduras, tanto en la composición como en la presentación. Además de verdura, he añadido patata a la mezcla y lo he colocado en laminas o capas unas detrás de otra. ¡ Realmente deliciosa !

Antes de comenzar con la receta aprovecho para hacer una reflexión…

Una de las dificultades con las que os encontráis mucho en vuestro día a día son las pocas ganas o la falta de tiempo para cocinar. Acaba vuestra larga jornada laboral, llegáis a casa cansados, saturados y lo que menos os apetece es poneros a cocinar y además, buscar la opción más saludable para seguir cuidado vuestra alimentación.

En estos casos, la planificación previa de vuestras comidas puede resultar determinante para realmente gestionar bien estos momentos. Una buena planificación de vuestras comidas y cenas, de la compra y también de vuestra despensa. Si sabes lo que tienes que comer, sabrás lo que tienes que comprar y te resultará más fácil ceñirte a ello. Si no tienes nada preparado y te toca improvisar, el tener alimentos saludables en tu despensa o nevera te ayudará a gestionar mejor estos momentos y te permitirán seguir cuidado tu alimentación. De no ser así, es muy probable que acabes comiendo o picando cualquier cosa, que perjudique la calidad de tu alimentación y te dificulte conseguir tu objetivo.

Recetas como la que os presento hoy os puede ayudar a gestionar mejor estos momentos. ¿Cómo? Si dedicas e inviertes un día en prepararla, te podrá servir para posteriores cenas. Solo tendrás que calentar una ración y listo.

INGREDIENTES (3 Raciones):

  • 1/2 cebolla mediana
  • 1/ 2 calabacín grande
  • 1 patata grande
  • 1 tomates mediano
  • Órégano
  • Cebolla en polvo
  • 5 Huevos medianos
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

 

COMENCEMOS A COCINAR…

  • Comienza limpiando bien las verduras (cebolla, calabacín, tomate…) y la patata.
  • Corta la cebolla en trozos pequeños.
  • En una sartén añade la cebolla y cúbrela con agua (sin necesidad de añadir aceite). Dejar que se vayan cociendo a fuego alto. Cuando este hecha y sin agua añade el aceite para dorarlo unos 5 minutos.
  • Bate los 5 huevos en un bol y condimenta con sal y orégano.
  • Mezcla la cebolla con el huevo y deja reposar.
  • Corta en laminas muy finas el calabacín y la patata. Importante que las laminas sean finas para igualar el tiempo de cocción de los diferentes alimentos.
  • Pre calentar el horno a 180º

 

ES EL MOMENTO DE EMPLATAR…

  • En un molde para horno comienza colocando una pequeña cantidad de huevo batido.
  • En segundo lugar, añade una capa de patata.
  • Es importante entre capa y capa añadir siempre un poco de mezcla del huevo batido para que todos los ingredientes se impregnen bien.
  • Continua y ánade en este momento una capa de calabacín.
  • Añade nuevamente otra capa de huevo batido y esparcirlo bien.
  • Coloca una capa de hojas de espinacas crudas.
  • Vuelve a colocar sucesivamente 1 capas de patata, huevo batido y calabacín.
  • Por último añade una última capa de huevo batido.
  • Coloca en la capa superior y externa el tomate laminado y añade la cebolla en polvo y el orégano.
  • Hornear durante 40-45 minutos a 130º.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Podéis tomarlo como plato principal acompañado de una ración de vegetales.

¿Te animas a probar esta receta? De ser así, no te olvides de contarme que te ha parecido.