No tenemos que quedarnos con la típica frase de “porqué un día tomemos algo dulce no pasa nada”. Esta claro, que no pasa nada, pero…¿Cuantas veces podríamos repetirnos esta frase a la semana, al mes o al año? Muchas seguro. Considero que, ya que no queremos prescindir de nuestros caprichos dulces, deberíamos ir mejorando poco a poco la calidad de estas opciones dulces, para poder introducirlas con más frecuencia dentro de nuestra alimentación diaria. ¿Cómo? Cambiando los ingredientes y mejorando su composición.  Cambiando el “dulce artificial” al cuál estamos tan acostumbrados por la amplia gama de productos procesados, por el “dulce natural” de alimentos más naturales.

Por eso he decidido dedicar un post a ello. Para enseñaros las opciones de dulces que yo recomiendo tanto en consulta como en mis redes sociales de Instagram o facebook.  La base que utilizó para todos ellos suele ser siempre la misma, pero voy alternando los ingredientes, cambiando o añadiendo algunos nuevo.

“No hay una única receta.”

POSIBLES INGREDIENTES A UTILIZAR


Cómo cereal (alimento rico en hidratos de carbono), yo acostumbro a utilizar siempre los copos de avena o en forma de harina de avena. Ya que además de que es un cereal muy interesante nutricionalmente (rico en hidratos complejos, proteína vegetal, grasas saludables, fibra…), me resulta muy práctico y me gusta mucho consumirlo así. Pero podéis utilizar cualquier otro, aquel que más os guste y mejor os siente (teniendo en cuenta posibles intolerancias o alergias…); trigo sarraceno, harina de trigo integral, espelta o centeno integral,  harina de garbanzo o harina de algarroba.

Incluso, ahora se esta llevando mucho, añadir otros alimentos con aporte de hidratos de carbono, que podría ser la equivalencia a la parte de cereal de un bizcocho, como son el boniato, por su sabor dulce, eincluso las legumbres ya cocidas (garbanzos, alubias, algarroba…) Se suelen utilizar en elaboraciones más tipo brownie. En anteriores post encontrareis una receta de brownie con harina de algarroba. ¡Quedo muy bueno!

Cómo principal endulzante natural tenemos la fruta, principalmente el plátano, pero también sirve cualquier otra fruta; pera, kiwi, manzana, frutos rojos…etc. Cuanto más madura esta la fruta más sabor dulce aportará.  Si queréis aportar un sabor más dulce, podéis añadir también datiles o incluso algún edulcorante natural tipo estebia. Pero yo siempre utilizo el plátano. De hecho siempre recomiendo, en el caso de querer usar plátano, o bien comprarlos ya maduros o utilizar aquellos que ya lo están. ¡Se nota mucho la diferencia!

Cómo aporte de proteína, que hará que resulte una toma mucho más saciante, tenéis el huevo, leche y derivados, yogures, requesón, queso batido o bebidas vegetales. También de esta manera, aportareis una parte líquida a la mezcla.

También podéis añadir otros ingredientes de manera opcional teniendo en cuenta vuestros gustos, vuestras necesidades o la razón que os ha llevado a elaborar este bizcocho o dulce (desayuno diario, opción de merienda, bizcocho de celebración de cumpleaños…).

¿Cuales podéis añadir? Verdura como la calabaza, zanahoria, ya que ambas aportarán un sabor más dulce, crema de frutos secos o frutos secos crudos troceados, semillas (lino, sésamo, chia, calabaza…), coco rallado, cacao puro o incluso aguacate. El aguacate, por su textura más cremosa, es muy utilizado en elaboraciones tipo brownie también. También para aportar algo más de sabor, se puede añadir canela o esencia de vainilla (sin azúcar añadido).

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES


“¿Cuánto tiempo tardan en hacerse?”

En 25-30 minutos a 170-180º lo tendréis hecho. Igualmente, os aconsejo ir controlando con un cuchillo para ver si esta más o menos hecho. ¡Cada horno es un mundo! También se pueden hacer, por porciones pequeñas, al microondas. A máxima potencia lo tendréis en unos 3-4 minutos con un pequeño bol o taza.

“¿Cómo se pueden conservar? ¿Se mantienen en nevera? ¿Cuantos días?”

Una vez esta hecho, se aconseja dejarlo enfriar a temperatura ambiente, sobre unas rejillas para que transpire bien. Si lo dejáis unas horas (incluso toda la noche) en la nevera, antes de consumirlo, estará más rico. De hecho, cuanto más tiempo se mantienen en frió en nevera, más se potencia su sabor.

“¿Cómo se consigue que quede más o menos esponjoso?”

Si queréis que os quede más esponjoso podéis añadir bicarbonato o levadura química. También podéis añadir fruta troceada (no triturada con el resto de ingredientes) para que entre aire a la masa. Si utilizáis copos de avena como único cereal, os saldrá un bizcocho más compacto, ya que es un cereal que pesa mucho. La solución podría ser poner 50% de copos de avena y 50% de harina de otro cereal integral. ¡A gustos de cada uno!

Aquí os muestro 2 ejemplos, de 2 elaboraciones dulces con diferentes texturas, que encontrareis en mi cuenta de Instagram: Muffin de zanahoria y avena y un Bananabread. 

También podéis hacerlo en pequeños moldes para tener porciones más individuales. Resultan muy prácticas y cómodas para transportar.

Las posibles combinaciones o maneras de presentar estos bizcochos son infinitas. ¡Al gusto de cada uno!. Os dejo más ejemplos, que los podréis encontrar en mi cuenta de Instagram, para aportaros más ideas.

“¿Realmente están buenos? ¿ Son dulces? No lo parecen…”

Simplemente es una elaboración y un sabor dulce distinto. Estamos acostumbrados a sabores dulces muy altos y fuertes, lo que hace que seamos muy exigentes frente a elaboraciones que nos venden como “dulces“. Tendemos a comparar todo lo nuevo que hacemos con algo que ya existe,  tanto en el nombre como en las exigencias o expectativas con sus sabores. ¿No creéis? Mi opinión es que deberíamos comenzar de cero, probar nuevas combinaciones, sabores y darnos la oportunidad de que nos gusten con su sabor natural sin añadidos. 

EJEMPLO DE UN BIZCOCHO


Qué necesitáis: 2 huevos enteros, 1/2 vaso de leche o bebida vegetal, 1 plátano mediano maduro, 1 pera, 90g de copos de avena, 10g de harina de Algarroba, 1 cucharada sopera de crema de anacardo, canela al gusto
Cómo se elabora: Pre calentar el horno a 200º. Triturar todos los ingredientes conjuntamente. Añadirlo a un molde para horno.  Hornar durante 25-20 minutos a 170º.

 

Espero que os haya gustado este post y que os haya resuelto muchas de las dudas que soléis tener. Ahora si, no hay excusas para poder disfrutar de dulces saludables. 

Gracias por leerme siempre:)