Las navidades están a la vuelta de la esquina. Seguro que muchos de vosotros ya estáis pensando en ellas desde hace tiempo y tenéis miedo a que lleguen. Son unas fechas bonitas, fechas en las que toca disfrutar de la familia, de todos aquellos que nos quieren y que no podemos ver regularmente, y más si vives lejos de ellos. Por lo que quiero dedicar este post para daros algunas recomendaciones y consejos para que no les tengáis miedo  y podáis disfrutar de ellas como se merece.

¿Cuánto duran las navidades?

Las navidades como tal son 5-6 comidas o cenas oficiales (cena de nochebuena, comida de navidad, san esteban, cena de nochevieja, año nuevo, noche de reyes y comida de reyes). En total una media de 6-7 comidas oficiales. Tal vez muchos de vosotros también tengáis cenas con amigos, empresa o trabajo, equipos.. por lo que podrían ser algunas más, una media de 9-10. ¿Y el resto? Si calculamos, si en general las Navidades tienen una duración de 2 semanas (del 23 de diciembre al 7 de enero) nos encontramos (sin contar con las los desayunos o comidas entre horas) con 28 comidas y cenas. Aparte de las 9-10 comidas oficiales, os quedan una media de 18 comidas y cenas, más del 50%. Estas son las verdaderamente importantes. Una vez conocéis y habéis planificado vuestras comidas oficiales o excesos, centraros en el resto de comidas, es en ellas, donde tenéis que trabajar y cuidar más vuestra alimentación.

Cambia tu objetivo

Os animo a que cambiéis vuestro objetivo y por ello vuestro nivel exigencia en cuanto al seguimiento o adherencia a la alimentación en estas fechas. Son fechas dificiles y complicadas y tal vez no sea posible hacer la dieta perfecta. ¿Pero creéis que es incompatible con cuidar vuestra alimentación? Valorar el que seáis capaces de moderaros en las comidas principales y oficiales, en ser capaces de seguir una alimentación saludable y equilibrada el resto de días no oficiales. Valorar, en el caso de que sea así, vuestra capacidad de moderación y control a la hora de comer y el aumentar la práctica de ejercicio físico en estas fechas.

Todo ello, tal vez no os hará bajar de peso (si es que es tu objetivo) pero seguro que os ayudará a mantenerlo, que considero ya sería un gran avance y un logro. Sobrellevar las navidades sin los “famosos” 2-3 kilos de más.

Os animo a que después de las Navidades hagáis una reflexión o auto-analisis. ¿Cómo ha sido vuestra conducta en estas Navidades en relación a las pasadas? ¿os habéis moderado más? ¿habéis sido más conscientes y consecuentes con vuestras comidas?. De ser así, felicitaros por ello. Todo ello implica un cambio en vuestra conducta que también, significa un avance muy importante hacia vuestro objetivo. Una avance hacia ese cambio de hábitos que estáis trabajando.

Mantener una rutina de comidas diarias

Intentar no saltaros ninguna comida ni hacer ningún método compensatorio de vuestros excesos. El comer de una manera regular y constante durante el día os ayudará a llegar con el hambre más controlado a las comidas principales y probablemente haréis una mejor elección de lo que vais a consumir  y os moderareis más. Si intentáis compensar los excesos os puede jugar una mala pasada. ¿Porqué? Porqué os puede afectar emocionalmente, por la misma restricción que os creáis,  y os puede alterar el control de vuestro apetito. 

Planificar un menú semanal

Os animo a que se planifiquéis y organices el menú de los días no oficiales y en base a ello, realicéis la lista de la compra. Si sabéis lo que tenéis que comer, sabréis lo que tenéis que comprar y os resultará más fácil ceñiros a ello. De no ser así, es muy probable que acabéis comiendo o picando cualquier cosa, que perjudique la calidad de vuestra alimentación y os dificulte conseguir vuestro objetivo.

Cuidar el entorno

La presencia en casa de alimentos no saludables aumenta la posibilidad de consumirlos con más frecuencia, por lo que podría decirse que resultará un factor determinante en vuestra adherencia a los buenos hábitos. Si queréis cuidar vuestra alimentación los días no festivos, el tener alimentos saludables en vuestra despensa, nevera o congelador os ayudará a gestionarlos mejor. Asegurar vegetales crudos frescos, productos en conserva o alimentos no perecederos saludables que os ayuden a conseguir un platos completos y equilibrados.

Si vais comer fuera evitar llevaros sobras a casa. En el caso de que seáis el anfitrión, a la hora de cocinar, intentar ceñiros a las cantidades en función de los invitados que vais a recibir. De esta manera evitarás tener sobras para el resto de días.

Implicaros en la elaboración de las comidas

Esta claro que son fechas en los que se consumen alimentos que en vuestro día a día no estáis acostumbrados a consumir. Tampoco pasa nada, es normal. Pero, no por ello tenemos que olvidarnos o rechazar alimentos saludables. Al contrario. Asegurar o preocuparos, en la medida en que os lo permitan y podáis,  que siempre haya en cada comida o cena oficial una ración de verdura y hortalizas, serán vuestras mejores aliadas. La presencia de este tipo de alimentos os ayudará a saciaros más y a poder moderaros en el resto de alimentos. Además, que enriquecerá la calidad nutricional de vuestros menús. 

Desde Alimmenta queremos fomentar los banquetes verdes ¿Porqué? En estas fechas de carnes, pescados, dulces, turrones vamos sobrados…¿Pero de verdura? Por ello queremos fomentar la presencia de verdura y hortalizas en nuestras comidas ¿Cómo? Durante el mes de diciembre, queremos que participéis subiendo recetas de platos de base vegetal para aportarnos ideas entre todos desde vuestras cuentas de Instagram.  Y premiar a la receta más lograda y original. ¿Os animáis? Pasaros por mi cuenta de Instagram y uniros a esta iniciativa.

Aprender a decir que no

Si tendríamos que decir que SI a todo lo que nos ofrecen, difícilmente podríamos llevar unos buenos hábitos, puesto que estamos llenos de estímulos, no saludables la gran mayoría de ellos, o tentaciones y más en estas fechas. Por lo que os animo a que hagáis una reflexión al respecto.

¿Hace falta comer  4-5 piezas de turrón para disfrutar de las navidades? ¿Hace falta comer hasta no poder moverte más? Hay que aprender a decir que NO pero también hay que aprender a comer por decisión propia y no por inercia, no porque la situación te lleve a ello, ni porque el entorno te propicie a ello. Tienes que aprender a tomar la decisión que más te apetece a TI en ese momento.

También el no moderarte afectará a tu autoestima. Qué mejor manera de aumentar tu grado de confianza que sintiéndote capaz de controlar los excesos y moderar los excesos en estas fechas. 

Modera el alcohol

Esta claro, que son fechas en que el alcohol esta presente en cada comida y cena. Es importante, sobre todo a nivel de salud, no excederse en su consumo. Por lo que de consumir alguna copa, preocuparos de acompañarla siempre con agua. De esta manera tenderás a consumir menos cantidad.

No dejes de lado la práctica deportiva

No dejes de lado la actividad física. Será clave para manteneros activos en estas fechas de navidades y que para que los excesos no os pasen demasiada factura. Además… ¿ qué mejor manera de bajar las comilonas como salir a pasear con la familia o amigos?

Con todos estos consejos…¿Aun seguís teniendo miedo a las Navidades?

¡ Disfruta de las fiesta con moderación en la comida !

¡ Pero no te moderes en disfrutar de tu familia y amigos!