Unas de las tartas por excelencia que más se ha puesto de moda en los últimos tiempos es la conocida Carrot cake o Tarta de zanahoria. Tengo que aceptar que, junto con la tarta de queso, la carrot cake es una de mis preferidas. Pero claro, hay que reconocer que la gran mayoría de las tartas de zanahorias resultan una «bomba calórica» y son muy ricas en azúcares simples, de ahí que resulten tan buenas y apetecibles. Tal vez, si la consumes cada mucho tiempo, tanto que ni te acuerdas, no tendría tanta repercusión. Pero claro, si te gusta mucho y te gustaría disfrutarla con más frecuencia, habría que buscar la versión más saludable, puesto que debido a su alta densidad calórica y alto aporte de azúcar simple o grasas no sería la opción más saludable ni recomendada. Y para eso estoy yo aquí, para traeros la versión saludable y sencilla de esta deliciosa tarta.

INGREDIENTES

  • 1 huevo entero
  • 40g de copos de avena
  • 100 g de zanahoria cruda (2 unidades medianas)
  • Esencia de vainilla al gusto
  • Canela al gusto
  • 1/4 de vaso de agua o leche desnatada + sacarina o 1-2 dátiles
  • 1 cuchara de postre de levadura
  • 1 cuchara de postre de pipas de calabaza

COMENCEMOS A COCINAR…

  • Pre-calentar el horno a 170º
  • Limpiar y triturar las zanahorias crudas.
  • Añadir los copos de avena y el huevo para batirlo conjuntamente.
  • Añadir la canela y la esencia de vainilla al gusto.
  • Añadir el agua o la leche para diluir un poco más la mezcla. (Puedes añadir en ambos casos sacarina para dar un mayor toque dulce o dátiles)
  • Añadir la levadura
  • Añadir la mezcla en un molde pequeño apto para el horno.
  • Añadir las pipas de calabaza al gusto en la parte superior
  • Hornear a 140° durante mínimo 40 minutos
  • Dejar enfriar toda la noche.
  • Calentar al gusto antes de consumir .

 

Carrot Cake - Instagram @adristylelife

 

Podéis versionar esta receta básica añadiendo los topping que queráis; fruta seca, frutos secos, semillas, pipas…etc. Incluso acompañarla o servirla con una ligera crema de queso con esencia de vainilla o crema de frutos secos tipo cacahuete o almendras. ¡ Lo que más os guste !

Puede resultar una opción más a incluir en vuestros desayunos o como snacks a media mañana o media tarde. Yo soy muy fan de las tostadas, ya lo sabéis los que me seguís en mi cuenta de Instagram. Pero aveces me gusta cambiar, y de la manera que más me gusta consumir cereales tipo copos de avena es en forma de creps o mini bizcochos como este. Podéis sorprender hasta a los más excepticos o pequeños de la casa.

Realmente no tiene ninguna complicación. Lo podéis preparar el día anterior, más de una ración dividida en diferentes envases y así tomarlo los días posteriores. Resulta una receta muy fácil y sencilla de preparar. Por ejemplo, si tenéis que desayunar fuera, porque queréis aprovechar al máximo vuestro descanso o porque vais a ir a entrenar, esta puede ser una opción muy saludable para tomar de desayuno fuera o para tomar después de entrenar ¿No os parece?. También podéis llevaros un trozo para almorzar o media tarde como snacks o tentempie. Seréis los más envidiados del lugar sin duda

Si la probáis…contadme qué os ha parecido!